jueves, octubre 22, 2020

El Callejón del Sapo

Cuenta la leyenda que en este lugar ubicado en el Centro Histórico de la CDMX ocurrieron sucesos de traición, infidelidad y venganza impulsados por la desesperación de una mujer que deseaba concebir. Luego de un final trágico, el fruto de la infidelidad resultó ser una criatura deforme y malvada que atacaba a sus víctimas bebiendo su sangre y arrancándoles la piel. Este guión no está muy lejos de las telarañas que se entretejen en los despachos del poder encumbrando, aniquilando e incluso sepultando a conveniencia. Esta columna busca dejar en evidencia algunas de esas marañas.

La Guerra Civil… en la Álvaro Obregón

El año electoral ya está en medio de la pandemia. Y no son pocos los funcionarios que aspiran a llegar, aunque eso signifique traicionar a quienes votaron por ellos.

Ahí están los “flamantes” alcaldes o diputados. Adquirieron compromisos por tres años, pero no les importaría dejar el puesto un año antes para brincar a un “mejor cargo”.

Un caso emblemático es Layda Sansores San Román, alcaldesa de Álvaro Obregón. Sueña con ser Gobernadora de Campeche y va por un nuevo intento. Esta vecina del lujoso barrio del Pedregal de San Ángel tiene una carrera vertiginosa y de contrastes. Fue militante del PRI durante 30 años, de donde nunca renunció, pero se enlistó en el PRD en 1996. Apenas estuvo cuatro años de playera amarilla deslavada cuando cambió al naranja de Movimiento Ciudadano, sin embargo, nunca pudo ser la “Alfaro” del sureste. En 2014 vio mejor opción en el PT, pero no se hallaba vistiendo el rojo de los seudocomunistas que ahí militan, optó entonces por un tono marrón como el del movimiento lopezobradorista.

Sansores le reza a laVirgen Morena para que al Presidente le alcance el capital político que le permita repetir la hazaña del carro completo electoral, como en las mejores épocas del PRI.

El lugar vacío que deja Sansores será ferozmente disputado y quien ya está al acecho es Alberto Esteva, el Director General de Administración de la demarcación. Personaje de oscuro su pasado, se autonombraba operador político de Marcelo Ebrard cuando fue Jefe de Gobierno. Esteva también trabajó para el grupo de la pareja conformada por Víctor Hugo Lobo y Nora Arias, la pareja imperial de esa comarca, cuando tenían el control absoluto de Gustavo A. Madero; hoy, destronada. Esteva apareció luego en su natal Oaxaca como Secretario de Seguridad Pública. Ahí fue inhabilitado en 2013 por omitir la acreditación de 18 millones 560 mil 483 pesos y abrir una cuenta de inversión. Y es quien enfrentó a tuitazos a los hermanos Luis y Julio Serna, operadores de Miguel Ángel Mancera. Los llamó de todo, incluido el calificativo de “corruptos”. 

Otro personaje en esa pelea es Eduardo Santillán, quien, de postularse y ganar, volvería a gobernar Álvaro Obregón, ahora como alcaldía. Gobernó ahí entre 2009 y 2012 bajo las siglas del PRD.

A quien también le brillan los ojos por la demarcación es a la experredista, hoy morenista, diputada federal Lorena Villavicencio.

Pero todo cambiaría en el panorama electoral local si el ex delegado y ex diputado local, Leonel Luna, se mete a la contienda. Apenas hace una semana inauguró su “casa de gestión” en la alcaldía. Luna ya gobernó Álvaro Obregón en dos ocasiones, aunque su grupo político fue quien tuvo que entregar la demarcación a Morena en 2018. Tras su renuncia al PRD, Luna reapareció como nuevo encargado nacional de afiliación política del Partido Verde Ecologista de México.

Todo indica que los desaciertos de Morena podrían beneficiar más a Luna que al resto de los aspirantes, ya que podría sumar lo que queda del PRD y PRI, pero sobre todo al panismo, que tiene votantes leales en la demarcación. De hecho, en el trienio 2000-2003, Álvaro Obregón fue gobernada por el PAN en alianza con el Partido Verde. 

Así una asomada a la geografía electoral en la Álvaro Obregón…