sábado, octubre 1, 2022

Sepa la Bola

La Justicia sin límites

CLAUDIA BOLAÑOS

Y Sepa La Bola… pero la Fiscalía de Justicia capitalina, que encabeza Ernestina Godoy, cayó estrepitosamente en un error al exponer a un acusado como miembro de un de una empresa criminal denominada “Cártel Inmobiliario”, cuando la ley penal impide prejuzgar los hechos antes de que los conozca el Poder Judicial.

Penalistas de diversas barras y colegios de abogados tienen mucho para estudio, pues en esta ocasión, la Fiscalía de la Ciudad de México violentó no solo la legislación penal vigente, sino además la Constitución Política Federal, que establece como garantía en todo acusado la presunción de inocencia, y transgredirla es equivalente a una violación flagrante de los derechos humanos.

A Godoy y a su vocero Ulises Lara alguien les debe decir algo, para que les quede el caso francesa Florence Cassez, cuyas violaciones al debido proceso motivaron la impunidad y la caída estrepitosa de la investigación, ya que los ministros consideraron que cualquier aspecto que viole el debido proceso vicia en su totalidad la columna vertebral del caso en cuestión.

No obstante, el papel investigador de cualquier fiscalía en el país, su obligación es mantener la secrecía de los casos y no adelantar vísperas, hasta obtener no solo una vinculación a proceso, sino una sentencia condenatoria, pero en la CDMX se les olvidó eso.

En el caso de los panistas, a los que ligó con una empresa criminal denominada Cártel Inmobiliario, la FGJ ignoró, obvió y desestimó los alcances de la Constitución Federal, atreviéndose a señalar a opositores políticos como criminales, antes de que un juez lo decidiera.

Este hecho no solo podría acarrear consecuencias jurídicas, sino también un enérgico llamado de organismos internacionales, dado que la Comisión de Derechos Humanos capitalina ha sido omisa y ha guardado silencio frente a abusos.

Los jueces de distrito, garantes de la Carta Magna y de los derechos humanos de las personas, han tenido conocimiento de múltiples casos en los que las fiscalías locales, como la de la CDMX, son utilizadas por los poderes para dirigir baterías y acusaciones extremas contra aquellos opositores que no forman parte de sus planes, pero que son una piedra en el zapato en miras a la sucesión de 2024.

Ulises Lara, a quien han utilizado como alfil para los casos a modo, tuvo otro error al permitir en su calidad de vocero, que la FGJ difundiera en su cuenta oficial de Twitter, @FiscaliaCDMX, íconos de emergencia para resaltar “información del llamado Cártel Inmobiliario de Benito Juárez”, tuit que, por cierto, fijaron en dicha cuenta para exponerlo por tiempo indefinido.

¿A caso la autonomía de la cual presume la Fiscalía de Ernestina Godoy es para fomentar campañas de linchamiento contra miembros de otras organizaciones políticas?, ¿o fue un error de Ulises Lara y de su quipo al evidenciar la intención de perjudicar la imagen de imputados previo a una resolución judicial?.

Y Sepa La Bola… pero dicen que Adán va, que su afecto ante el pueblo crece así como su presencia en todo el país, rebasando por la izquierda a los que se pensaban firmes para ser el próximo abanderada o abanderado de Morena a la Presidencia.

En los últimos días, el nombre de Adán Augusto López, y de la asociación Alianza Patriótica por la 4T que encabeza Ricardo Peralta Saucedo, han tomado las bardas de la Ciudad de México y otros estados.

Es claro, el pueblo comienza a disipar dudas y saben qué se necesita para darle continuidad al proyecto obradorista.