jueves, octubre 22, 2020

Residentes, la primera línea de batalla frente a la COVID-19: UNAM Global

La vida cambió para la humanidad tras la aparición del COVID-19 en China. A finales de diciembre del 2019, médicos alrededor de todo el mundo se empezaron a preparar para hacer frente a esta nueva pandemia.

En el caso de México, con la aparición del primer paciente por COVID, varios hospitales empezaron a transformarse, algunos fueron dispuestos a ser lugares para atender sólo enfermos por este virus, de pronto los hospitales se vieron como campo de guerra.

De acuerdo al reportaje “Testimonio de un residente del Hospital General de México” publicado por UNAM Global, Samuel Sevilla Fuentes médico del servicio de infectología del nosocomio “Eduardo Liceaga”, relató cómo dedican todo el día al paciente COVID, luchando contra los estigmas de la enfermedad, aislados y distanciados de su familia. Trabajan con su historial clínico, exploración física y antecedentes.

“Intentamos acercarnos a la parte humana con video, llamadas con sus familiares y entregando cartas”, señala el texto.

Samuel relató que su jornada inicia a las seis y media de la mañana en el hospital, compañeros médicos de la guardia anterior le entregan información de los pacientes COVID, revisan medicación prescrita y estudios previos para analizar su avance. 

“Nos preparamos para entrar a la zona COVID en el ala de médicos. La sanitización se realiza constantemente en manos e instrumental médico. Nuestra estancia con los pacientes es de 10 a 14 horas y no salimos de esa zona. Pero ya es un turno normal al que nos estamos habituando todos”, se indica en el artículo de UNAM Global.

El trabajo del personal de salud los obliga a cuidarse portando batas de manga larga, cubrebocas, guantes y equipo de protección ocular lo que provoca lesiones dermatológicas ocasionadas por la presión de los equipos durante largas jornadas.

A pesar de contar con sistemas de información epidemiológica, el gobierno federal no transparenta rutinariamente las cifras de los médicos y enfermeras contagiados y muertos por COVID. De acuerdo a datos de la Secretaría de Salud, 1 de cada 5 casos activos es de trabajadores de la salud.

Son ellos la primera línea de batalla que han dejado a sus familias por atender a los pacientes, “Cuídate mucho” es lo habitual en cada una de ellas. La familia vive preocupada y con angustia.

“La vocación de todos mis compañeros y mía nos hace levantarnos todos los días para ayudar un poco” aseguró el doctor Samuel Sevilla.

Desde hace 3 semanas la Ciudad de México cambió de semáforo rojo a naranja debido a la disminución en la cantidad de personas hospitalizadas, con la apertura de establecimientos mercantiles la población está dejando a un lado el distanciamiento social sin embargo son los doctores quienes continúan haciendo frente a esta pandemia.

“Pero insistimos en el quédate en casa, lávate las manos y la sana distancia, como médico, que te toque ver a las personas en los últimos momentos de vida te pega, pero también hay otros que salen caminando y te agradecen” afirma el Dr. Sevilla.

De acuerdo a cifras de la Secretaría de Salud, México ya superó a Italia en cuanto a número de muertes  por COVID, al último corte México tenía 35 mil 006 fallecidos, lo que lo coloca como el cuarto país en el mundo con más fallecimientos por este virus.

Aquí puede consultarse el artículo completo: https://covid19comisionunam.unamglobal.com/?page_id=83028