martes, agosto 16, 2022

Sepa la Bola

¿Crisis financiera en TSJCDMX?

Claudia Bolaños

Algo está pasando con las finanzas del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México que ha incumplido con el pago de las prestaciones de fin de año, lo que ha generado diversas movilizaciones por parte de los empleados.

Los juzgados en Niños Héroes, y en los Reclusorios Norte, Sur y Oriente, así como las Unidades de Gestión judicial en Santa Martha, hicieron paro de labores, junto con el Instituto de Ciencias Forenses (Incifo).

En estos días los jueces y secretarios de Acuerdos fueron quienes se presentaron a trabajar, mientras en las explanadas de estos centros de justicia, se realizaban las manifestaciones en protesta por la falta de entrega de vales de despensa, los de antigüedad y hasta la misma quincena que no fue sino hasta el miércoles que se las depositaron.

El miércoles un representante del área de finanzas, les dijo que no tenían recursos y que había dinero para vales o quincenas.

Incluso los pagos de vivienda a FOVISSSTE presentan un atraso de dos meses, según los recibos de los empleados, pese a que se les han retenido. Eso sí está delicado porque se generan intereses y los trabajadores han dicho que ellos no los absorverán.

Y el sindicato que encabeza Diego Valdez desde hace nada menos que 21 años se ha visto rebasado porque en sus discursos, el líder ha defendido más a Rafael Guerra, a quien llama “el señor presidente” y pide que no lo insulten, pero al mismo tiempo él ha llamado “pinches viejas”, a las trabajadoras del tribunal que molestas reclaman sus derechos, como se observa en un video.
Obviamente con todo esto, se han visto afectados los servicios judiciales.

Y Sepa La Bola, pero en tiempos de austeridad y donde el gobierno federal en pleno se ha amarrado el cinturón para poder cumplir con los compromisos del presidente Andrés Manuel López Obrador con los mexicanos más necesitados, llama la atención que no han sido tan eficientes en la recuperación del patrimonio federal afectado por el Amado Yañez Osuna.

Recordemos que este empresario, a través de su empresa Oceanografía, se dedicó a desfalcar a quien se le puso enfrente: Pemex, Citi-Banamex, el IMSS, el INFONAVIT.

La lista de delitos es larga, pero derivado de las investigaciones del 2006, se tipificó el de lavado de dinero pues hay depósitos a diversas cuentas de personajes e instituciones deportivas y hasta a televisoras.

Mucho más grave resulta la afectación al patrimonio del IMSS y del INFONAVIT, a quienes adeuda 48 millones de pesos. Por si eso no bastara, no le ha pagado lo que les corresponde a más de 10,500 trabajadores, algunos de los cuales fueron despedidos sin su liquidación correspondiente y otros siguen en activo con varios meses de pagos atrasados.

Sabemos que hay una investigación abierta por la PGR en el 2014 por lavado de dinero, fraude fiscal e irregularidades con el IMSS. Falta que la UIF se sume para que de una vez llegue la justicia a tantos afectados por los muchos delitos de este personaje escurridizo. ¿Sabrá Pablo Gómez “ver” lo evidente en este caso?