jueves, enero 20, 2022

Sepa la Bola

La mafia y el ómicron

Por Claudia Bolaños

Donde dicen que el Covid o su variante de Ómicron anda con todo en contagios es en Tulum, Quintana Roo.

Allí, los narcotraficante hacen uso de los restaurantes, sin que los dueños y su personal puedan hacer algo.

Chavillos que son parte de la mafia llegan a restaurantes de cinco estrellas, antes considerados exclusivos, y que luego del Covid se han visto obligados a atenderlos.

Y es que esta semana se registró un récord de contagios Coovid-19 de mil 199 casos en un solo día, consecuencia del las fiestas que se organizan en las playas, con nulas medidas de distanciamiento y contacto en Quintana Roo, nos dicen.

Por ejemplo, sabemos y nos comentan que en Papaya Playa, propiedad de Emilio Heredia, las autoridades locales se hacen ojo de hormiga, es decir, no quieren ver claro para frenar los contagios de la ola de contagios en Tulum. Los eventos programados durante el mes de enero han sido con personas que no usan cubrebocas y mucho menos respetan una sana distancia.

A todas luces, un foco de contagio.

A partir de este fin de semana se tienen planteados más de 100 eventos entre reuniones y fiestas en los que sobresale el Papaya Playa, con invitaciones en redes sociales.

El empresario Emilio Heredia es una de las principales voces que han señalado a las fiestas clandestinas como un foco de inseguridad, sin embargo su hotel es uno de los principales escenarios de fiestas y afters en donde las drogas y el alcohol corren sin control, basta entrar a la página de facebook del papaya playa para encontrar las invitaciones y fotografías que se realizan en sus instalaciones y zonas de playa.

Al problema de salud por emergencia sanitaria se suma el narcomenudeo y la inseguridad que se ha generado en los últimos meses.

Y es que a más de tres meses de tomar protesta como presidente municipal de Tulum, Marciano Dzul Caamal no ha podido controlar las fiestas clandestinas que a todas luces ponen en riesgo de contagio a la población y turismo.

El 19 de mayo del 2021, durante la campaña por la presidencia municipal de Tulum, Dzul Caamal se comprometió a regular las fiestas con base en la modificación de reglamentos y su aplicación, “día a día hay episodios que lastiman, que indignan y que no podemos tolerar”.

Esto, en parte, es por la negligencia de las autoridades ante las fiestas clandestinas, alcohol, drogas y excesos”, dijo en ese momento.

En Tulum se incrementaron las carpetas de investigación por narcomenudeo, más de 700 % de 2019 a 2020, según las cifras del secretariado ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

En un año la cifra pasó de 6 indagatorias a 53.

El delito de homicidio tuvo aumento del 44 % respecto a 2019.

Tanto la población de Tulum como sus visitantes están en riesgo constante contagios ante los nulos resultados en las políticas de sus gobernantes.