martes, agosto 16, 2022

Sepa la Bola

Nemer y el caos en el EdoMex

Clauda Bolaños


La salida anticipada de Ernesto Javier Nemer Álvarez del Gobierno de Alfredo del Mazo destapa al primer posible contendiente del Partido Revolucionario Institucional que por casi 90 años ha gobernado al Estado más poblado de la nación.

Su salida es para afinar la estrategia que se prevé aplique para su campaña y poder hacerle frente a los señalamientos y acusaciones que hará la oposición en su contra, pues como Secretario de Gobierno tuvo poca o mínima efectividad en la demanda más reiterada de la ciudadanía, que es el tema de inseguridad.

En la administración actual se consolidaron los cárteles Jalisco Nueva Generación y La Familia Michoacana, que extendieron su dominio en los casi 125 municipios de la entidad, sin embargo, en las zonas rurales del oriente y sur, así como Del Valle de Toluca, la disputa se agudizó entre esos grupos criminales y ha dejado una amplia estela de muerte.

Muestra de ello, es el asesinato de 11 policías municipales y estatales en Coatepec de las Harinas, donde la Familia Michoacana emboscó a los agentes del estado, provocando la matazón.

La historia se repitió hace unos días en el Municipio de Texcaltitlán, donde miembros de la Familia Michoacana se enfrentaron con policías ministeriales del Estado de México y personal militar, con saldo de 11 muertos del crimen organizado, 10 detenidos y tres policías heridos.

Los multiasesinatos del crimen organizado no es lo único que ha impactado a los mexiquenses, también la delincuencia común, que diariamente asalta a las personas más desprotegidas o de mayor vulnerabilidad en los 22 municipios conurbados del valle de México.

El panorama electoral para el Revolucionario Institucional parece no ser tan halagüeño como en sexenios anteriores, toda vez que las demandas ciudadanas, como el mejoramiento de la economía, la seguridad, el respeto a los derechos humanos y la elevación en la calidad de vida, quedaron al margen y son ahora los principales puntos y propuestas de la oposición.

Ernesto Nemer tendrá dos candidatos opositores de peso en las elecciones de 2023. Uno proveniente de las esferas del poder, que contará con toda la maquinaria para aplastar al partido que por más de nueve décadas ha gobernado dicha entidad.

Todo apunta a que dicha candidata será Delfina Gómez, que a pesar de haber permanecido en una de de las dependencias más importante de la administración federal, probó su fracaso, pero eso es menos, puesto que cuenta con el apoyo y espaldarazo del sistema que gobierna en casi todo el país.

Por otra parte, enfrentará posiblemente a Juan Zepeda, quien se perfila como el candidato de Movimiento Ciudadano y quien ha gozado de una enorme simpatía del electorado, por sus tiempos de gloria y por haber controlado la inseguridad en Nezahualcóyotl, uno de los bastiones del crimen organizado.

Aun falta por conocer si el PRI irá en alianza con Acción Nacional y el sol azteca, pues de ir solo se antoja mucho más difícil que pueda vencer al sistema de gobierno, que ha ganado la mayoría de los estados en las últimas elecciones.