lunes, febrero 26, 2024

Fiscales logran condena de 50 años a pareja por secuestro

Por Lucrecia Luján

En un caso de secuestro en el que el perpetrador resultó ser un familiar cercano, un menor de edad fue plagiado en 2020 por su propio tío. Sin embargo, el caso no quedó impune gracias al esfuerzo de los fiscales de acusación y enjuiciamiento, quienes obtuvieron una sentencia condenatoria del Tribunal de Enjuiciamiento.

Rubén González Esquivel, el tío del joven secuestrado, junto con su pareja sentimental, Claudia Gissel Banuet Zamora, fueron declarados penalmente responsables del delito de secuestro agravado, recibiendo una condena de 50 años de prisión cada uno.

El 23 de marzo de 2020, Rubén engañó a su sobrino, llevándolo bajo el pretexto de compartir una comida a la colonia Arboledas en la alcaldía Iztapalapa. En esa zona, ambos fueron supuestamente secuestrados.

Los secuestradores se comunicaron con la familia exigiendo 3 millones de pesos, logrando obtener solo una mínima cantidad después de varios días de negociación. Permanecieron en cautiverio en una casa en el municipio de Necaxa, en el estado de Puebla, siendo liberados tres días después.

Las investigaciones revelaron la complicidad de la pareja sentimental del familiar, Claudia Gissel, quien tuvo comunicación directa durante el cautiverio. La policía recopiló evidencia, y los fiscales expusieron la participación conjunta de ambos en el secuestro del menor.

Además de la condena de prisión, el Tribunal de Enjuiciamiento les impuso el pago de reparación del daño y una multa, sin posibilidad de sustitutivos de pena.